27 de sept. de 2010

HUEVO DE OBSIDIANA

EL HUEVO DE OBSIDIANA

La obsidiana es una piedra que debido a sus cualidades físicas y energéticas ( y también míticas y místicas) nos permite entrar en ese espectro de nuestro subconsciente para desvelar los contenidos reprimidos de lo femenino. El huevo de obsidiana, llamado Osiris, es un instrumento terapéutico natural que nos ayuda a sanar las enfermedades de los órganos femeninos. Como sabemos, la medicina vibracional se enfoca a sanar a través de los cuerpos sutiles. Sobre ella asentamos las bases científicas del trabajo terapéutico que explican la forma de sanación de tan valioso instrumento. Compartir con las mujeres el gran beneficio que nos brinda inspiró a la autora del libro. Es una invitación a vivir la experiencia con Osiris para saber lo que en realidad "soy y puedo lograr de mí" al desplegar toda esa energía reprimida que nos ha permitido conocer nuestras potencialidades y talentos.

Tratamiento
El huevo de obsidiana se usa vía intravaginal y se deben respetar los tiempos que a continuación se indican:
- El primer día se coloca únicamente por 2 horas.
- El segundo día por 4 horas.
- A partir del tercer día y durante el resto del tratamiento, se usa por toda la noche. Se aplica durante 6 días y se descansa el séptimo de cada semana. Se repita su aplicación durante 3 semanas.
- Se debe descansar de forma obligatoria la cuarta semana para evitar un desgaste de los chakras. Se continúa con este procedimiento durante tres meses. De esta forma se completa un tratamiento.
- Al finalizarlo, se debe descansar un mes completo. El tratamiento se puede repetir cuantas veces se desee, haya enfermedad o no, siempre y cuando se respeten los tiempos indicados.

Pronóstico
- Limpia todo el sistema energético vía canal central, que incluye los chakras, nadis y meridianos, lo que convierte al huevo de obsidiana en un valioso instrumento de medicina preventiva.
- Ayuda en la sanación de miomas, quistes y todas las enfermedades de los órganos reproductores cuando la mujer se abre al proceso, ya que estas no son enfermedades, sino energías densas cristalizadas adheridas en el cuerpo físico.
- Es una geometría que sana a través de la energía sexual femenina, desde afectaciones físicas hasta emocionales, lo que lo hace muy recomendable en el climaterio.
- Incrementa los campos electromagnéticos, lo que potencia la conexión de la mujer con su propia fortaleza física y energética.
- Apoya en la recuperación del poder personal de la mujer, incrementando su autoestima.
- Se limpian energías de relaciones anteriores que obstruyen el flujo de energía de la relación actual.
- Trabaja en el sistema de creencias, por lo que se espera que la mujer logre una claridad mayor en cuanto a su identidad, sus sentimientos y su elección.
- Trabaja con el poder creativo de la mujer y viene a desbloquear toda la energía densa del sistema energético humano que va desde el sacro hasta la cabeza.
- Ayuda en el trabajo personal interior y potencia toda práctica energética como la meditación, el qi gong o el tai chi, entre otros.

Limpieza
Diluye en un recipiente de vidrio transparente, sin motivos ni colores, media cucharadita de sal marina en 250 ml. de agua fresca y limpia. Pon a remojar el huevo de obsidiana en la solución y serénalo durante toda la noche directamente a la luna, no a través de la ventana. Al día siguiente debes retirarlo del agua de sal y enjuagarlo bajo el chorro de agua fría y limpia.
Para una profunda limpieza energética es recomendable serenarlo a la luna nueva.
Realiza semanalmente este procedimiento para la constante y necesaria limpieza de energía negativa. Si durante alguna semana del tratamineto, sientes al huevo pesado, lo puedes poner dos horas en el agua con sal marina, por la noche, para liberar la energía negativa.

Contraindicaciones
- Las mujeres que sufran de hipertensión o problemas del corazón, deberán utilizarlo cada tercer día, o tres veces por semana, no diariamente.
- No lo pueden aplicar mujeres embarazadas.
- No deben utilizarlo las mujeres menores de 18 años, a menos que sea necesario debido a la presencia de un desequilibrio o enfermedad que lo requiera y siempre que sean mujeres en edad de menstruar.
- No debe utilizarse si hay constante o abundante sangrado. Se puede aplicar cuando el sangrado ha disminuido, en casos de desequilibrio o enfermedad.
- No debe utilizarse en periodo de menstruación, ese tiempo la mujer lo utilizará como semana de descanso.
- Nunca se deben exceder los tiempos indicados.
- En ningún caso se debe retirar por la fuerza con el fin de evitar heridas y lastimaduras innecesarias. El peso del huevo permite su salida con facilidad, si la mujer se relaja.
- No debe utilizarse tras una intervención quirúrgica de cualquier índole. La mujer debe dejar pasar por lo menos tres meses después de la cirugía para realizar un tratamiento con huevo de obsidiana, debido a que su aplicación afecta todos los campos energéticos.

Extraído de: "Osiris, el huevo de obsidiana", Ana Silvia Serrano, ediciones Índigo.